Advertencia: Recórcholis no es un consultorio médico. Si cree que requiere ayuda, por favor consulte con un profesional de la salud.

Para perder peso. El agua es una de las mejores herramientas para perder peso, primeramente porque reemplaza bebidas con alto contenido en calorías como pueden ser los refrescos, zumos y alcohol. Pero además es un supresor del apetito y a menudo cuando pensamos que estamos hambrientos lo que estamos es en realidad sedientos.

Saludable para el corazón. Beber una buena cantidad de agua puede bajar el riesgo de sufrir un ataque al corazón considerablemente. Un estudio, publicado en Mayo de 2002, demostró que las personas que beben más de 5 vasos de agua al día tienen un 41% menos de posibilidades de sufrir un ataque al corazón que los que beben menos de dos vasos al día.

Energía. La deshidratación puede agotar tu energía y hacer que te sientas cansado. Incluso aunque la deshidratación sea menos del 1 o 2 por ciento de tu peso.

Cura del dolor de cabeza. Un síntoma de la deshidratación son los dolores de cabeza. Por ello, a menudo cuando tenemos un dolor de cabeza lo que en realidad nos sucede es que tenemos una falta de hidratación. Existen evidentemente otras razones por las que se puede sufrir dolor de cabeza pero esta es la más común.

Salud para la piel. Beber agua puede limpiar tu piel y la gente a menudo nota un brillo saludable en ella después de beber agua. Por supuesto esto no ocurre de la noche a la mañana, pero al cabo de una semana de beber cantidades saludables de agua puedes notar los efectos.

Problemas digestivos. Nuestro sistema digestivo necesita una buena cantidad de agua para digerir la comida apropiadamente. Además, el agua puede ayudar a curar los problemas estomacales relacionados con los ácidos.

Limpieza. El agua es usada por el cuerpo para ayudar a limpiarnos de toxinas y productos de desecho del cuerpo.

Riesgo de cáncer. Relacionado con el sistema digestivo, como hemos explicado anteriormente, el riesgo de sufrir un cáncer de colon se reduce un 45% y el de vejiga en un 50%, además se cree que puede reducir el riesgo en los cánceres de pecho.

Mejora el ejercicio. Estar deshidratado puede entorpecer severamente tus actividades atléticas haciéndote más lento y provocando que sea más difícil perder peso. Asegúrate de beber agua adicional antes, durante y después del ejercicio.

¿Cúanta agua debo beber al día?
Bueno, no existe una cifra exacta, depende mucho del peso, altura y consitutción de cada persona, pero algo aconsejable sería.

  • Un vaso al despertarse
  • Un vaso en cada comida
  • Un vaso entre cada comida
  • Y evidentemente, durante y después de cualquier ejercicio físico.

Personalmente me parece mucha agua. ¿Cuánta agua bebéis vosotros?

___
Traducido y resumido de: http://www.dumblittleman.com