Saltar al contenido

Archivo

Categoría: historia

grey El fin del mundo

Durante toda la historia de la humanidad, si hay algo que caracterice al ser humano es su insaciable curiosidad. ¿Qué es eso? ¿Cómo funciona? ¿Qué hay detrás de aquella colina?

Tanto en la antigüedad, como hoy en día, las respuestas a estas preguntas solo plantean nuevas preguntas. No es de extrañar que cuando creíamos que la tierra era plana, algunos de nuestros antepasados grecoromanos decidieran caminar hasta el mismo fin de la tierra para contemplarlo con sus propios ojos.

Ese fin del mundo clásico era Finisterre, finis terrae (fin de la tierra). Me resulta difícil imaginar qué podía sentir un romano ante tal vista sabiendo que se encontraba ante el fin del mundo. Sabiendo que más allá de esas aguas se encontraba el más absoluto vacío. Debía tratarse de una visión especialmente terrorífica si la casualidad hacía que se tratara de un día de tormenta en la Costa da morte.

grey El fin del mundo

Hoy en día, nos resulta casi cómico imaginar a ese pobre centurión romano mirando aterrorizado como el Sol era devorado detrás del océano por la nada. El pobre “tonto” temblaba sin saber que al otro lado de ese océano había mucho más de lo que jamás hubiese podido imaginar. La existencia era mucho mayor y mucho más compleja de lo que nunca alcanzaría a entender. Sin embargo, a él solo le preocupaba haber alcanzado el fin del mundo.

grey El fin del mundoNo obstante, al otro lado de ese océano unos laboriosos mayas se esforzaban en crear un calendario para medir el tiempo. Tal es así que su famoso calendario ha llegado como un susurro a nuestros tiempos. Pero lo que nos fascina de él no es su funcionamiento, ni su precisión para la época, sino las mismas preguntas de siempre. El calendario marca hasta 2012… ¿qué hay después?

Si le preguntas al cine, tv y prensa te venderán una historia que a grandes rasgos se asemeja bastante a aquél sol devorado por la nada. Si le preguntas a un experto en historia maya te dirá que el calendario maya es un simple baktun de 394 años que forma parte de un pictun de 8000 años. O simplificado en lenguaje occidental, en 2012 los maya “cambiarían de siglo“.

Lo que nos devuelve a la pregunta de siempre. ¿Qué hay después? ¿Cuando llegará el fin del mundo? Los cerebros más importantes de nuestro tiempo se esfuerzan en conocer el universo que nos rodea, los gobiernos gastan cientos de miles de millones en la exploración espacial. Nuestros más poderosos telescopios espaciales solo alcanzan a vislumbrar hasta lo que los físicos llaman horizonte de sucesos.

grey El fin del mundo

Hasta la fecha solo tenemos teorías, una de ellas señala que el universo puede estar frenando su expansión post Big Bang y que llegado ese momento las galaxias volverán a acercarse unas a otras hasta provocar el Big Crunch, lo que viene siendo la madre de todas las implosiones. Por suerte para nosotros creo que me faltan ceros en el teclado para escribir la cantidad de años que tienen que pasar hasta ese momento.

grey El fin del mundoOtra de las teorías sobre el destino final del universo es la del Big Bounce. Esta teoría complemente al Big Bang y Big Crunch y defiende la idea de que tras cada Big Crunch se produce un Big Bang, con lo que la rueda vuelve a girar y la partida empieza de nuevo. Personalmente me gusta el romanticismo que guarda esta teoría, ya sabéis “el fin del camino no es sino el comienzo de una nueva aventura”.

grey El fin del mundoLa tercera de las teorías es un poco más fría. El Big Freeze soporta la idea de que el universo seguiría expandiéndose eternamente y debido a las leyes de la termodinámica acabaría convirtiéndose en un lugar frío y desolado. No solo se refiere a que las estrellas morirían, sino toda la materia, incluso el más pequeño átomo acabaría perdiendo eventualmente la energía que lo mantiene cohesionado y se desmembraría.

La última de las teorías es el Big Rip y consiste en la expansión acelerada del universo. Cada vez iría a más por lo que en algún momento las galaxias, sistemas solares, planetas e incluso los átomos se separarían los unos de los otros hasta que la materia dispersa ocupara todo el universo. Esto sería completamente lo contrario al Big Bang, en vez de infinita materia concentrad en un punto sería casi cero de materia repartida por todo el infinito universo.

grey El fin del mundo

Personalmente, creo que seguimos siendo igual de tontos que aquel centurión romano, intentando comprender y explicar nuestro pequeña porción de existencia, sin ser conscientes de la maravillas que puedan existir más allá de nuestros ojos. Pero no se puede luchar contra nuestra propia naturaleza, necesitamos saber.

Black and WTF“, o lo que traducido e interpretado vendría a significar en blanco y… qué cojones?! (lo sé, traducción libre es quedarse corto) es un blog que se dedica a recopilar fotos antiguas en blanco y negro. Pero no cualquier foto, sino aquellas que resulten extrañas, absurdas o divertidas.

No sé porqué tendemos a pensar que la gente que habitaba la tierra hace unas cuantas décadas era gente sería y comedida, cuando a la vista de estas fotos podemos comprobar que eran igual de idiotas que nosotros delante de una cámara grey Black and WTF!

grey Black and WTF!

No suelo hacer esto a menudo, pero quiero aprovechar para hacer un pequeño homenaje a un artista algo desconocido que he descubierto hace poco.

John Paul Larkin más conocido como Scatman John, fue un famoso cantante de scat que inventó una fusión única entre el scat (tipo de improvisación vocal, generalmente con palabras y sílabas sin sentido, convirtiendo la voz en un instrumento  más) y la música disco.

Su canción “Scatman (Ski-Ba-Bop-Ba-Dop-Bop)” (1994) fue un éxito a nivel mundial. Como a él le gustaba decir, su éxito fue gracias a “convertir mi mayor problema en mi mayor cualidad”, esto es así debido a que Scatman John era tartamudo.

Su carrera musical comenzó en los años 1970 y 1980 cuando se convirtió en pianista profesional de jazz, tocando varias piezas en diversos clubes alrededor de Los Ángeles.

Por aquellos tiempos el alcoholismo y la drogadicción  comenzaban a dinamitar su vida. Pero cuando su amigo, el músico Joe Farrell, falleció por culpa de las drogas, Larkin decidió vencer sus vicios. Lo consiguió tiempo después con la ayuda de su nueva mujer Judy. “Tienes talento”, le dijo ella. “Voy a hacer algo grande de ti”

En 1990, Larkin se mudó a Berlín  para continuar con su carrera musical. Siguió tocando como pianista de jazz en clubes por toda Alemania. Fue allí donde decidió añadir letra a sus piezas musicales por primera vez. Su asistente Manfred Zahringer le sugirió combinar el scat con la música disco y el hip-hop, una idea de la que Larkin era escéptico pero a la que BMG Hamburg era receptiva.

Larkin estaba asustado de que los oyentes se dieran cuenta de que tartamudeaba, por lo que su mujer le sugirió que hablara abiertamente de ello en sus canciones. Así fue como compuso “Scatman (Ski Ba Bop Ba Dop Bop)”, una canción que pretendía animar a los niños que sufrían de tartamudez a superar la adversidad. Desde aquel momento Larkin adoptó el nombre artístico de Scatman John.

En 1995, a los 52 años de edad, se convirtió en una estrella mundial. Vendiendo más de 6 millones de copias a lo largo de todo el mundo. En 1999, después de recibir 14 discos de oro y 18 de platino por sus álbumes y sencillos, Scatman John lanzó su tercer y último álbum Take Your Time.

Más tarde se descubrió que había estado luchando contra un cáncer de pulmón desde finales de 1998, pero que había continuado trabajando a pesar de las advertencias de llevar una vida más relajada.

Mantuvo una actitud positiva, declarando que “lo que Dios quiera está bien para mí… He tenido lo mejor en la vida. He probado la belleza“.

John Paul Larkin murió en su casa de Los Ángeles el 3 de diciembre de 1999.

En una entrevista en 1996 comentó “Espero que los niños, mientras cantan o bailan mis canciones, sientan que la vida no es tan mala como parece. Al menos por tan sólo un minuto”.

Fuente

grey ¿Por qué el año comienza el 1 de Enero? El correo digital publica un interesantísimo artículo sobre las diferencias entre el solsticio de invierno y el perihelio (descubriéndonos el movimiento de precesión), a la vez que nos explica el porqué de que el año nuevo comience el 1 de Enero, un día que en la escala cósmica no tiene absolutamente nada de especial.

Al parecer la culpa es en parte de los romanos, o mejor dicho del tiempo que necesitaban los romanos para desplazarse a algunos lugares  y en parte a los días que tardaron en circuncidar a Jesucristo.

grey ¿Por qué el año comienza el 1 de Enero?

Desconocemos si El señor enviñeteado entiende el chiste en toda su profundidad. Visto desde fuera, celebramos el inicio de año un día sin sentido, el 1 de enero, situado entre dos que si podrían tenerlo, solsticio de invierno el 21 de diciembre y 3 de enero, perihelio.

¿Por qué celebramos entonces el inicio del año el 1 de enero? Como escribíamos el otro día, celebramos el día de la Circuncisión. Resulta que, gran paradoja, Jesús de Nazaret era judío. Según la tradición nace el 25 de diciembre y, siguiendo la costumbre judía, a los ocho días –se cuenta también el propio 25- es circuncidado y recibe nombre. Y ahí estableció la Iglesia que comenzara el año.

En realidad esto era ya así en tiempos de los romanos y el cristianismo lo adoptó. El año de los romanos comenzaba en marzo, con el reinicio de las campañas militares tras el invierno. Nos lo
recuerda el nombre de algunos meses. Septiembre, por ejemplo, es el séptimo mes contando desde marzo. Lo adelantaron a enero porque a primeros de año se elegían los cónsules. Así podían llegar a tiempo a las campañas de marzo. Esto sucedió en el año 153 a. C. Hemos leído por ahí que Julio Cesar, al instaurar el calendario juliano en el 46 a.C., trató de establecer como inicio del año el solsticio de invierno, pero el Senado se opuso. De lo que no hemos encontrado
información es de por qué los romanos del año 153 a. C. dejaron una semana entre solsticio e inicio de año. Una semana porque, en aquel entonces, el solsticio era el 24 de diciembre y no el 21.

Leer el artículo original al completo

A primera hora de la mañana del 9 de noviembre de 1989, en Berlín Oriental, tres altos cargos de los servicios aduaneros de la República Democrática Alemana (RDA) se reunían con el encargado de la Unidad de Control de Pasaportes. De aquella reunión de trabajo salió un enorme enredo que, antes de que acabara el día, había derrumbado literalmente el muro que dividía la ciudad y dinamitado el mundo bipolar surgido de la II Guerra Mundial. No fue una conspiración. Ni la CIA ni el KGB ni la Stasi estaban al corriente.

Fuente: El País | Seguir Leyendo

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.