grey Gracias a Dios me eduqué con la EGB El otro día el “desluzao” (dícese de alguien con pocas luces) de mi compañero de piso, me dijo que le gustaría experimentar el dar clases a alumnos de instituto. Yo, personalmente, antes que eso prefiero jugar a la ruleta rusa con mafiosos checoslovacos.

Las comparaciones son odiosas, pero lo de la EGB vs ESO clama al cielo.

Pertenezco a la última generación que hizo 8º de EGB y a la primera que conoció 3º de ESO y mirándolo ahora con perspectiva hay que admitirlo, la ESO era un puto cachondeo. Yo recuerdo que en EGB me tenía que esforzar mínimamente en hacer los ejercicios, estudiar para los exámenes (hidrógeno, litio, sodio, potasio,… sí, todavía me la sé), pero fue entrar en el instituto y tocarme los cojones de una manera que no era ni normal.

Si me preguntas qué aprendí estando en la ESO te diré que nada. Uno se estudiaba el examen la mañana de antes y vomitaba lo memorizado sobre el examen para dejar la mente completamente vacía hasta el próximo examen. Pero lo más alucinante era el trato que los profesores tenían que soportar. Animalitos…

Luego venía bachillerato que en fin, con la cosa de que la selectividad era un monstruo que se alimentaba de las almas de los que no conseguían aprobarlo, uno se intentaba esforzar un poco más. Pero vamos, que tampoco había que matarse estudiando.

Estoy convencido de que si salí medio bien parado en mi educación es gracias a la EGB. Solo hace falta ver los humanoides que pululan ahora por los institutos para darse cuenta de que algo está gravemente fallando.

Yo por mi parte lo tengo claro, en cuanto me haga viejo me voy a otro país. Hay que estar muy loco para acudir a los médicos del futuro que hayan salido de la ESO.

La solución no está en rebajar el nivel exigido, ni en que el profesor sea “amigo” de sus alumnos. El día que el significado de la palabra respeto salió de las aulas alguien debería haber activado las alarmas. Ahora, es tarde, y esta enorme bola de mierda que es la educación pública va a seguir rodando y haciéndose más grande hasta que se colapse sobre si misma y se convierta en un inmenso agujero negro de ignorancia (Dios, esa última frase… ¡Estoy que me salgo!).

En fin, cambiando radicalmente de tema. Os dejo con una serie de links de cosas curiosas o divertidas que me he ido encontrando durante la semana, para que tengáis algo con que entreteneros.

Links de la semana:

Qué difícil es darle a la pelotita
El beso al aire de Bill Clinton
Quien es el culpable del Pecado Original?
El polvo se convierte en arte: ataque a Peugeot
La última cena
El Chiki Chiki sigue vivo (en Grecia…)
Amor en tiempo de crisis!
El otro concepto del nuevo logo de Pepsi
La cuenta, por favor
¿Qué es la enfermedad de Huntington?
Contando el dinero en distintos países
Cómo comer gratis en el McDonald’s